lunes, 18 de marzo de 2019

Difícil ponerse de acuerdo


Escrito el 20 de diciembre 2018)
En la semana nº 18 de este Blog, publicada el 27 de julio de 2009, Celedonio reflexionaba sobre los términos de Izquierdas y Derechas. Si se llegasen a sustituir por otros, piensa que se ganaría mucho. Parece ser que todos pertenecemos a uno de esos dos bandos y como es fácil comprender, si lo miramos así, no es que sea difícil ponerse de acuerdo en algo, sino que hasta es sumamente difícil dialogar….. Las izquierdas y las derechas pronto las comparamos con los buenos y los malos, los rojos y los azules, los legales y los sublevados, etc. Al encasillarnos en uno de esos dos bandos, a cada uno le aplican ya sin más, lo que esa clasificación conlleva o se le ha querido dar.

¡Ojo como mencionas algo del pasado! Con tan sólo nombrarlo, puedes ser considerado fascista o rojo perdido con todo lo que eso trae consigo. Celedonio se está dando cuenta desde hace mucho tiempo, que cada vez, no sólo es difícil ponerse de acuerdo en algo, sino que dialogar tranquilamente sobre cualquier tema resulta difícil.

Esto que surge a nivel individual en conversaciones de cualquier tipo, hace saltar chispas cuando el tema de conversación tiene un trasfondo político. Con nadie te pondrás de acuerdo, pues sino perteneces al mismo grupo, ninguno escucha al otro. Con lo que dice ya no estás de acuerdo desde que lo ha insinuado.

Lo malo de todo esto, no es que pase entre dos personas de gente llana y sencilla sino que se incrementa en la clase política, tanto de forma individual como de forma colectiva. A veces, ante notario dicen que antes de las elecciones, firman que no pactarán con este o con aquel. Eso es antes de saber lo que va a decir. En las sesiones de investidura, el candidato expone su programa ante la Cámara. Mucho antes de escucharle lo que va a decir, ya manifestó que su voto sería en contra. ¿Te imaginas que por un tras papeleo el Candidato  dijese  tus propuestas?

Siendo que los problemas son los que son, cada uno tendría que exponer como solucionarlos, pero no, el tema no se afronta con esa sensatez que sería necesaria, si no que cada uno le da la vuelta, para no comparar las propuestas, cada cual va  a su  bola.

Cuando nos hablan de la deuda que tenemos, nadie se para a analizar de dónde procede la misma y cómo se podría rebajar. Todo es hablar teorizando, sin descender al detalle. En ninguna contienda electoral se analiza el Presupuesto y su corrección. Todos dicen que no subirán impuestos o si los suben como será para unos pocos, tampoco evalúan su importe.

Lo lógico sería desglosar el Presupuesto por capítulos o conceptos y decir si cada uno de ellos lo vas a mantener o lo vas a incrementar. Si hablases así, tendrías que decir de dónde lo vas a coger y en definitiva qué concepto vas a disminuir, pero no. Todo son vaguedades: aumentaremos la inversión en educación y en sanidad, incrementaremos las becas, ayudaremos a las familias más necesitadas, etc. etc. pero si esas partidas las aumentas ¿qué partidas son las que vas a disminuir?

Nadie quiere coger al toro por los cuernos. Mientras tanto, como a la Sociedad nos la han dividido entre Derechas e Izquierdas y estas siempre estuvieron enfrentadas, “unos por otros la casa sin barrer”. Lo malo es que muchos piensan “que ellos son formidables”

Próximo tema: Impuestos a los Robots

lunes, 11 de marzo de 2019

Comisión de la Verdad (02)


(Escrito el 2 de septiembre 2018)

Si el Valle de los Caídos no se hubiese construido, ahora no habría que decidir lo que se hace con él. Pero allí está y las decisiones que se tomen, tienen que ser muy bien estudiadas para que haya una cierta coherencia.

Se han oído voces de que se podría convertir en un Cementerio Civil. En un Cementerio Civil pienso que no se contemplan signos religiosos y allí pienso que hay abundantes y muy visibles. ¿Podría tener un efecto rebote el sacar de allí los restos de Franco?

Imaginemos los colaboradores suyos que hay enterrados a lo largo de todos los Cementerios Españoles, muchos de ellos con grandes Panteones, Lápidas, etc. ¿Se podría reivindicar que semejantes personajes no debían de estar destacando en un sitio público dónde tanta y tanta gente transita?

Pero también se podría llegar a contemplar la otra parte ¿Qué hacen en un Cementerio Católico, restos de dirigentes políticos que siempre se manifestaron como aconfesionales?

Celedonio como siempre tan sólo hace reflexionar y sobre estos y otros temas le gustaría seguir haciéndolo así como lo ha hecho en otras ocasiones, y que desde aquí quiere recordar algunas de ellas.

¿Por qué no va a votar Celedonio?  En  el Blog de Celedonio ver la semana nº 13 publicada el 21 de junio de 2009.

Las Izquierdas y las Derechas. Semana nº 18 publicada el 27 de julio de 2009

¿Mirándonos el ombligo?  Semana 168 publicada el 15 de junio de 2012

¿Pagará Europa Factura?.- Semana 171 publicada el 9 de julio 2012

A esta Comisión y a otras que se formen, antes de tomar decisiones les recomendaría que reflexionasen. No hay blanco y negro solamente, hay otros colores. No hay que comparar lo de antes y después y si lo comparamos hay que fijarse en lo que se dice.

Antes de terminar el folio Celedonio reflexiona una vez más:

Durante la Dictadura se criticaron muchas cosas, pero se hicieron Pueblos de Colonización, se asentó en el campo gente humilde y mejoraron su nivel de vida. Se hicieron pantanos, aunque estuviesen ya programados y hoy se pueden regar muchas hectáreas. Aun así se consintió el caciquismo, se ayudó al terrateniente, etc.

Con la Democracia, se respeta mucho más la naturaleza, a través de Bruselas llegan al campo montón de dineros que se distribuyen a través de los agricultores, pero esa distribución se hace por el número de hectáreas que dice que tiene, el más rico cada es más rico y el más pobre es más pobre. Tras esto hay inquietud de que los pueblos se quedan vacíos.

Insisto: Celedonio Reflexiona

Próximo tema: Difícil ponerse de acuerdo

domingo, 3 de marzo de 2019

Comisión de la Verdad (01)


(Escrito el 2 de septiembre 2018)

En estos últimos días se está oyendo hablar de que el Gobierno pretende formar una “Comisión de la Verdad”. No se si querrá aclarar la verdad sobre el Valle de los Caídos que también es comentario de actualidad, o va a esclarecer toda la verdad de lo que pasó desde 1936. Celedonio que nació en junio de 1939, no conoció nada de la guerra, pero sí que en sus casi 80 años no ha estado escuchando otra cosa. Sobre esto él quiere hoy reflexionar.

No habiendo participado en la contienda ningún familiar directo, sí que ha oído mucho, pero hay dos cosas que al oírlas de muy chico le han impactado: a).- Según oyó a sus mayores, lo peor que le puede venir a una nación es una Guerra Civil. “Matarse entre hermanos y sin saber por qué…..? b).- Cuando en tiempo de la guerra, la gente iba a sembrar, algún exaltado les decía: Siembra, siembra, que ya veremos quién segará. Nosotros segaremos era la respuesta de los que iban a hacer la siembra. Si crees que vas a segar tú, porque tienes derecho o tu doctrina te lo indica, lo que podías hacer es venir a ayudarnos ahora…..

Además de estas cosas que escuchaba, cuando tenía de 6 a 8 años de edad presenció la convivencia con los maquis, algunas de ellas con muy desagradables resultados. Esta Comisión de la Verdad, ¿pretende aclarar estas situaciones?

Por nacer en 1939, me educaron en el régimen franquista que había. Con un gran sacrificio por mi familia, me llevaron a estudiar. Tuve que hacer la Reválida de Cuarto, la Reválida de Sexto, El Preuniversitario, la Carrera y tras trabajar en distintas empresas, gané unas Oposiciones a Nivel Nacional, puesto que conservé hasta mi jubilación en 2008. Lo que es trabajar y ver trabajar, no tiene que contármelo nadie.

Conforme iban pasando los años, esperábamos con anhelo el final de la Dictadura, aunque también preocupados, pues nadie sabía cómo iba a ser el final y el cambio. Afortunadamente fue tranquilo. Todos los Partidos Políticos de entonces pienso que cedieron mucho en sus posturas. Estrenamos una Democracia y con algún susto que otro, salimos adelante.

Creo que se llamó Ley de Amnistía o algo así lo que hubo y a personas que habían estado en la cárcel les reconocieron una jubilación, que cobraron hasta su fallecimiento. Conocí a algunas de ellas. Hubo pueblos que recuperaron a las personas que habían fusilado en otras localidades y les siguen rindiendo sus respetos y admiración. Parecía que con estas disposiciones y actuaciones, el odio y rencor entre las dos Españas se iba mitigando, aunque nunca como es normal acabado.

En estos últimos tiempos parece como si ese sosiego, tranquilidad o silencio se fuese despertando y están apareciendo muestras de volver al pasado, volver a recordar todo lo que sucedió, pedir explicaciones, etc. Este volver a despertar puede traer situaciones, que si no están bien pensadas, meditadas o calculadas, nos pueden llevar ¿a dónde? Ese es el temor y sobre el que Celedonio quiere reflexionar.

Próximo tema: (Continuación)



lunes, 25 de febrero de 2019

Los Pantanos y sus contrastes


(Escrito el 16 de mayo 2016)
Muchas cosas se han escrito
y muchas más se han oído
de estas obras singulares,
en algún sitio que vas
detractores, defensores,
podrían estar a iguales,
El que escribe estas líneas
sólo piensa y reflexiona
¿qué sería de Aragón
y de más de media España
si faltaran estas obras
un día por la mañana?

Valoremos nuestra agua
al precio que quieras dar,
verás lo que esto supone
por poderla embalsar.
Cierto es que algunas veces
se podría bien guardar
en sitios que no hay ni ríos
ni pueblos para inundar,
pero lo hecho, está hecho
y tenemos que afrontar,
y sobre estos contrastes
yo quiero reflexionar.

Es triste ver  los pantanos
cuando ellos están vacíos,
cuando observamos  sus campos
los caminos y paredes
que en aquel fondo ha habido,
no hablemos de las casetas,
corrales y parideras
que allí todo está hundido.

Si triste es ver a las casas,
que allá abajo se quedaron,
más triste es ver la iglesia
que con el resto del pueblo
los que había abandonaron,
pues a unas tierras extrañas
todos ellos emigraron.

Para unos fue muy duro
sus tierras abandonar
sin embargo en otros sitios
la obra se hizo notar,
y el agua no les faltaba
primero para beber
y después para regar.

En aquellos secarrales,
que ni lagartos criaban,
vieron pronto la cebada
que a corros se revolcaba.
Conocieron los cultivos
que hasta entonces ignoraban
el alfalfa, el maíz,
qué bien ahora se daban,
y en muchos pueblos y zonas
las dos cosechas criaban.

No hubo emigración
pues la gente se quedaba,
el pueblo se hizo más grande,
el ganado aumentaba
y todo eso era fruto
del agua que en los Pantanos
arriba se estacionaba.

Por eso yo me entristezco
cuando los veo vacíos,
tras conocer bien el cambio
en los terrenos baldíos.
Sin embargo al estar llenos
todo resulta distinto,
observas que la riqueza
empieza pero allí mismo.

Habrá agua pa beber
para voltios las Centrales,
para que rieguen los campos
y beban los animales.
Hasta el monte da las gracias
y en el color se lo notas
y  observas su sonrisilla,
hierba, árboles y arbustos
parece que ellos se inclinan
a beber  desde la orilla.

Ahora que os tenemos,
y muchos no somos críos,
pedimos que los Pantanos,
cumplan la misión que tienen
que siempre estén hasta arriba
y que nunca estén vacíos.

Próximo tema: Comisión de la Verdad (01)